En sus inicios, la animación se trataba principalmente de experimentar con el movimiento, las máquinas (¿alguna vez escuchaste hablar del fenaquistiscopio?) y las ilusiones ópticas para generar la sensación de movimiento. Mientras las animaciones se desarrollaban en paralelo con el cine, se les atribuían un sentido de fascinación a partir de una nueva experiencia visual. A medida que la técnica progresaba, los espectadores se acostumbraban a una narrativa audiovisual adaptada para niños.

zoetropestrips

Sin embargo, desde el dibujo y la coloración, hasta el stop motion y las animaciones 8-bit, hemos avanzado bastante. Gráficos 3D, Imágenes Generadas por Computadora – (mira este excelente video clip para una ilustración de la técnica) y hasta las animaciones GIF están poblando el mundo visual. Pero hay otro cambio que también se hace notable: la finalidad de la animación ya no es solamente para niños como algunos creyeron. Ahora, también se la considera una herramienta única para capturar la atención de una audiencia y puede aplicarse a todo tipo de ámbitos, incluyendo al video marketing.

Utilizar animaciones para promocionarse encaja bien en cualquier rubro -desde seguros para automóviles hasta programas de software, todo puede representarse a través de esta técnica. Dropbox aumentó su tasa de conversión por una enorme cifra de 10%, después de colocar esta animación en su landing page. Ojo: ¡10% representa 10 millones de usuarios nuevos!

 

Rápido, práctico y simple

Nos atraen las animaciones por su claridad y poder de simplificación. Esto puede funcionar para todo tipo de comunicaciones; ya sea para explicar un producto o aplicación nueva, enseñar a estudiantes, o crear un anuncio de un servicio público, las animaciones son ideales. ¿Por qué?

Cuando uno puede visualizar un proceso, los conceptos más abstractos representados a través de imágenes pueden simplificar la comunicación, y en consecuencia captar la atención de un público. Descomponer un mensaje en sus partes esenciales de información no es únicamente apreciado por una audiencia, sino que también es algo a lo cual que nuestra sociedad actual se va acostumbrando. La velocidad de las comunicaciones de acceso instantáneo hace que nuestros cerebros se potencien mejor con mensajes simples y concisos. Un video bien producido puede cubrir muchísima información en cuestión de minutos, con mucho más para ofrecer que un folleto o bloque de texto.

Las animaciones tienen el factor sorpresa

Con razón Disney reavivó escobas e hizo bailar a hipopótamos en tutús (si no entiendes la referencia, mira la película Fantasía). Exponer a tus espectadores a lo inesperado puede funcionar de manera efectiva.  El factor sorpresa es un elemento que hace memorable tu presentación de producto o servicio, y con ello el potencial necesario para que usuarios lo comparten online entre ellos. Aprovechar el momento y la demanda audiovisual es “mantenerse al día”. Por ejemplo, la Copa Mundial 2014 fue una gran oportunidad para creativos. Estas imágenes virales hicieron que el antiguo 8-bit se volviera popular de nuevo.

 

world-cup-final-20142

 

Combinando imágenes estimulantes, música pegadiza y técnicas creativas dentro de una animación resulta en una experiencia cautivadora. Mientras tu estrategia y mensaje se adecuen al tema y público destinado, las posibilidades son vastas para crear un video exitoso.

Las animaciones están cargadas de emotividad

En los viejos tiempos, los niños crecían viendo dibujos animados o leyendo cómics, seducidos por las aventuras de personajes entrañables. Las frases de eslogan famosos o las enseñanzas de estas caricaturas eran genuinos e influyentes; algo así como material educativo. Hoy en día, como adultos, todavía podemos disfrutar de las animaciones y sentirnos conectados con ellas. Las animaciones activan nuestro lado emocional porque su narrativa atrae a nuestra mentes. Todos hemos visto Toy Story, Up, o el clásico sentimental Bambi de adultos y podemos disfrutarlo, ya sea riéndonos o lagrimeando. Si pensamos en la televisión, existe una variedad de dibujos animados hechos para adultos. Los Simpsons, Padre de familia, Daria; la lista sigue y sigue. Nos dejamos insertar fácilmente en un mundo que no es nuestro y seguir una trama con suma atención.

Acuérdate que las animaciones abren un mundo de posibilidades. En Wideo, aplicar las leyes fundamentales de la animación a tu marca está a tu alcance, y también te permitirá llegar a un público más grande del que imaginabas. Y ya no tendrás que estar trabajando en Pixar para poder realizarlo.


Imagen diseñada exclusivamente por Freepik para Wideo.co